Aprender a andar en bici a los 40 o más

MINI GUIA DE APRENDIZAJE

Existe una idea errónea común de que si no aprendiste a andar en bicicleta cuando eras niño, ya va a ser muy difícil aprender. Pero son solo mitos falsos porque, aprender a montar bicicleta ya siendo adulto no es más difícil que aprender de niño, siempre y cuando adopte la misma motivación y enfoque paso a paso para el proceso y elimine el miedo y los nervios de los adultos.
Todo lo que vas necesita es una bicicleta y un lugar seguro y abierto para practicar y aprender, como un estacionamiento o parque vacío.

Te mostramos cómo comenzar:

Configura tu bicicleta

Lo primero que vas a hacer es asegúrate de que puedes pararte sobre tu bicicleta sin que el tubo superior te presione en las entrepiernas. (Si no puede, necesitará elegir un tamaño de bici más pequeña. Recuerde, el ajuste apropiado de la bicicleta es importante). Luego baje el asiento para que pueda sentarse en el sillín con los pies descansando en el suelo. Debe poder alcanzar el manillar y los frenos cómodamente.

Practica subir y bajarte de la bicicleta

Para montar la bicicleta, inclínela hacia usted mientras aprieta suavemente los frenos para inmovilizar la bici y que no ruede ni se tambalee. Apriete los frenos nuevamente cuando baje de la bicicleta.

Acostúmbrate a frenar

El frenado es una habilidad muy importante y crucial que te dará mucha confianza para comenzar. Camine al lado de su bicicleta y empújala por la calle mientras practica apretando y soltando los frenos para detenerse. Asegúrese de aplicar presión uniformemente en ambos frenos.

Aprende a desplazarte con tu bicicleta

Una vez te familiarices con tu bici estás listo para comenzar a moverte»método de equilibrio» básico, que consiste en desplazarse en la bicicleta con los pies, tanto para adultos como para niños.» Te ayudará a sentir la sensación de equilibrio sobre dos ruedas». El objetivo es empujar y levantar ambos pies del suelo el mayor tiempo posible. Si necesitas poner un pie abajo para corregir el equilibrio, entonces bajan ambos y comienzan de nuevo. Una vez que puedan deslizarse sin tocar tus pies para corregirse, estarán listos para comenzar a pedalear. Práctica este deslizamiento hasta que pueda mantener los pies en alto durante tres segundos o mas.

Perfecciona tu equilibrio y visión

«Cualquier cosa que implique equilibrio es útil y puede usarse como punto de referencia». «Por ejemplo, si ya has montado un scooter con ambos pies en la plataforma, deberías poder equilibrarte sobre dos ruedas». Mira hacia donde quieres ir, en lugar de enfocarte en los obstáculos para evitarlos. Mantenga los ojos en alto y siempre mire hacia adelante en lugar de hacia abajo. Le ayudará a mantener el equilibrio y seguir su línea de visión.

Prepárate para pedalear

Una vez que consigas mantener el equilibrio mientras te desliza y domines el frenado y mantenga la visión estable, estará listo para pedalear. Comienza con un pie en el suelo y el pie opuesto en un pedal en la posición de las dos en punto para darle un impulso cuando empuje.

Luego presione el pedal y agregue el otro pie a medida que avanza. Notarás que cuanto más rápido pedaleas, más fácil será mantener el equilibrio. Práctica pedalear en círculos alrededor del parque o estacionamiento. Una vez que desarrolles confianza, bájate de la bicicleta y mueve tu asiento hacia arriba para que tus pies lleguen a los pedales con una ligera curva. Práctica esquivar conos u obstáculos hasta que te acostumbres. Asi de facil, ya estás montando en bicicleta.