Si te preguntas ¿se usa ropa interior debajo de una licra? En bikepa vamos a contaros porqué es mucho mejor no llevar ropa interior debajo del culote.

los ciclistas profesionales no usa ropa interior y no es por tema de peso, pero ponernos ropa interior entre nuestra piel y el culote o licra para algunos tipos de bicicleta, sería desperdiciar las virtudes, ventajas y todas las propiedades que nos ofrecen estas prendas, diseñadas y pensada para pedalear, ya seáis ciclistas profesionales o no.

¿Porque llevar culote para andar en bicicleta?

La principal razón es que el culote está confeccionado para que, con la talla adecuada, quede ajustado, como si no lleváramos nada y por tanto, en cada pedalada se mueva junto con nuestras piernas y caderas, evitando molestos roces e irritaciones que nos pueden producir grandes incomodidades. Si nos ponemos ropa interior, la propia prenda y sus costuras harán que el ajuste ya no sea perfecto y que la piel se apoye sobre una superficie que no se adhiere de la misma forma que la lycra o la badana, provocando deslizamiento con facilidad. Con todo esto, la posibilidad de roces y escoceduras aumentará enormemente.

Otro motivo es la higiene. Las badanas se fabrican con materiales específicos que facilitan la transpiración y llevan tratamientos antibacterianos. Con ello, se consigue reducir de forma importante la humedad provocada por el sudor y la proliferación de hongos y bacterias que nos pueden provocar rozaduras, infecciones y malos olores. Sin embargo, la ropa interior del día a día no está pensada para practicar deporte, suele estar hecha de algodón, que es una auténtica esponja que acumulará el sudor sin piedad para nuestras partes íntimas y nos mantendrá toda la ruta empapados, con los riesgos ya citados.

El culote tiene que ser nuestra segunda piel, su función no es sólo vestirnos de ciclistas, si no que toda su construcción está pensada para nuestra comodidad y mejora de rendimiento, con lycras especiales, compresivas, transpirables, con badanas ergonómicas y acolchadas… Os aconsejamos sin duda que hagáis la prueba, una vez que veáis la diferencia, ¡no querréis usarla más!